Vivienda NAMA amigable con el ambiente y el bolsillo de las familias

Con la aplicación de criterios de sustentabilidad se contribuye con el combate al cambio climático además que reduce el consumo mensual de las familias mexicanas

Por Edgar Rosas

 

¿Sabías que la política actual de vivienda prioriza el desarrollo de casas bajos criterios de sustentabilidad?

Con el objetivo de reducir la huella de carbono y combatir el cambio climático, desde el ámbito federal se ha impulsado la construcción de vivienda bajo las Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas, o mejor conocidas como Vivienda NAMA, esto por sus siglas en inglés.

Con los criterios NAMA se busca no sólo desarrollar viviendas amigables con el ambiente, sino además reducir los gatos familiares, en materia de energía eléctrica o gas, al contemplar ecotecnologías que eficientan el consumo mensual.

Busca promover el diseño integral de casas mediante conceptos como costo-beneficio. La intención es transformar el sector de la vivienda en un mercado competitivo bajo en carbono.

En los últimos años, México se ha posicionado a la vanguardia en la implementación de criterios NAMA en la industria. De manera particular, el país ha figurado a escala global por ser la primera nación en implementar estos criterios en el desarrollo de vivienda social.

A la fecha, en México se han desarrollado 95,000 viviendas con criterios de sustentabilidad, lo que representa la reducción de 53,682 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero al año. Cabe señalar que la implementación de criterios NAMA en las viviendas se refleja en un ahorro mensual promedio de 400 pesos en rubros como gas, luz o agua.

“Las viviendas NAMA reducen al menos 20 por ciento las emisiones de C02 respecto a una vivienda tradicional, lo que a la fecha se traduce en una disminución potencial de más de un millón de toneladas de CO2 en su ciclo de vida, calculado en 40 años.

“Esta modalidad de vivienda ayudará a México a cumplir el compromiso que se fijó en el 2012 para la reducción del 50 por ciento de las emisiones de CO2 en 2050, con referencia a las registradas en el año 2000”, señaló la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).