Renueva la energía de tu hogar

El orden de la casa, según el Feng Shui, puede determinar el equilibrio en tu vida y ayudará a mejorar la energía de tu hogar

Durante la etapa de aislamiento social hemos experimentado distintos estados de ánimo, además de una deficiencia en nuestra salud física y mental. Sin embargo, el organizar nuestra casa podría generar que se disminuyan todos esos sentimientos negativos.

De acuerdo con el sistema filosófico chino Feng Shui, nuestro ambiente tiene que tener un flujo lleno de energía vital para el cuerpo, mente y espíritu, ya que nada es inmóvil, pues todo se mueve y vibra, debido a que el universo se encuentra en constante movimiento.

Desconéctate del pasado, regresa a tu presente y vívelo al máximo, siempre teniendo un pensamiento positivo en cada momento.

Una de las alternativas es limpiar tu clóset, ordenar espacios como el cuarto del lavado, la cocina, redecorar tu sala, pintar alguna de las recámaras de tu casa +, etcétera, ya que al ordenar cada área, podrás acomodar tu vida con mayor facilidad y llenarte de momentos llenos de tranquilidad.

Prueba vaciar tu clóset, coloca la ropa por temporadas o comienza a separar las prendas por clasificación o colores. Mientras realizas esta tarea, deshazte de todo lo roto, manchado o sin oportunidad de poder repararlo, así lo viejo se va y das oportunidad a lo nuevo.

Una vez terminada esta actividad puedes comenzar con algún mueble de tu cocina o sala. Despídete de cosas que acumulas por recuerdos o significados especiales, ya que es la acción más recurrente e innecesaria para conservar artículos.

Mueve la sala, sillas, alfombras, estantes, o cualquier cosa que permanece estancada por su tamaño para limpiar cada rincón de tu casa. Si es necesario, pinta los espacios para darle un toque diferente de calidez a cada área y se convierta en un ambiente agradable y fresco.

Organiza cada objeto de más uso al frente y lo más pesado al fondo. Puedes incorporar cajas o artículos para acomodar cada una de las cosas y que se vea ordenado. Eso, además de permitir tener mejor acomodo, te ayudará a ahorrar espacio. 

Al realizar todas estas tareas te mantendrás ocupado, reorganizarás tu casa y le darás un toque distinto a cada habitación de tu vivienda; pero de igual manera te sentirás más cómodo en tu hogar y, por ende, mejorarás tu estado de ánimo.