Remates inmobiliarios, ¿convienen?

 

Antes de hacer cualquier transacción debes conocer el proceso y los riesgos que implica comprar inmuebles en remate

Los remates inmobiliarios ponen a disposición de los compradores una serie de inmuebles que se encuentran en proceso judicial ante una demanda en contra de un acreedor que ha incumplido con sus obligaciones, y en donde la banca no puede participar de manera directa en la transacción.

Comprar un inmueble en un remate inmobiliario puede ser muy atractivo para cualquier inversionista o interesado en adquirir una buena propiedad a un menor costo, ya que éstos pueden tener un valor de venta desde 30% y hasta 50% menor de lo que podrían tener en el mercado.

Además, quienes adquieren un inmueble a menor precio pueden rehabilitarlo, ponerlo en venta y obtener mejores utilidades. Mientras que aquellos que vivirán en estas propiedades tendrán la ventaja de comprarlo al alcance de su bolsillo.

Pero no todo es tan bonito como parece, ya que también hay desventajas y riesgos que debes conocer. Por ejemplo, si el inmueble aún no está adjudicado, pero sigue habitado, aquél que adquiera los derechos del juicio tendrá que ganarlo y desalojar a la gente del inmueble.

Otra de las desventajas que en este tipo de transacciones no puedes hacer uso de créditos, por lo que necesitas tener el dinero para hacer el pago de contado.

 

Recomendaciones

Primero que nada, debes conocer la situación legal del inmueble. Además, debes conocerlo de manera física antes de hacer cualquier transacción. Es recomendable que acudas con un agente inmobiliario para hacer un análisis sobre la propiedad y ver si se trata de una inversión adecuada.

Lo ideal es contar siempre con la opinión de un experto inmobiliario para ahorrar tiempo, trámites y dinero de manera eficiente, sin poner en riesgo el patrimonio.

Leave a Reply