¿Qué es la hipoteca inversa?

Es un tipo de préstamo dirigido a personas mayores de 65 años o dependientes que sean propietarios de una vivienda, que funciona como un complemento a la pensión de los trabajadores y ya trabaja en países europeos, Estados Unidos y Canadá.

 

Además, el propietario podrá continuar habitando en la vivienda hasta su fallecimiento. En ese momento los herederos podrán optar por pagar el préstamo y recuperar el inmueble, o en su caso, el acreedor ejecutará la garantía para pagar la deuda o entregar el remate a los herederos.

 

¿Cómo funciona?

 

Trabaja de forma en la que al contratar el producto, el beneficiario recibe un préstamo dejando como garantía su inmueble y puede ser dispuesto de tres formas:

 

Hipoteca inversa de disposición única: Consta de una sola suma de dinero.

 

Hipoteca inversa vitalicia: Una línea de crédito, que en cualquier caso será menor a la renta temporal.

 

Hipoteca inversa temporal: Esta se da mediante pagos periódicos durante un periodo limitado o durante toda la vida.

 

¿Cuáles son los requisitos?

 

Principalmente, es necesario contar con la edad mínima de 65 años, también el interesado debe ser dueño de una propiedad, la cual pueda acreditar y debe estar en buenas condiciones.

 

El importe de la renta puede depender de factores como el valor de la vivienda, la edad de la persona que contrata el préstamo y la elección entre recibir la renta por un periodo determinado o de forma vitalicia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *