Medidas del sector inmobiliario para aminorar el impacto del Covid-19

covid-19

Algunas instituciones financieras han implementado medidas para reactivar la economía y apoyar a sus clientes durante la contingencia por Covid-19

La pandemia de Covid-19 ha afectado ha tenido un gran impacto en la economía mexicana; debido a la cuarentena impuesta por el Gobierno Federal, como medida para frenar los contagios, la cual causó el detenimiento de diversos sectores de la industria, como el sector inmobiliario.

No obstante, a lo largo de la contingencia, diversas instituciones han tomado medidas para reactivar la economía y apoyar a sus clientes; entre ellas, las políticas públicas que se han implementado en el sector inmobiliario.

Instituciones bancarias

En primer lugar, el Banco de México (Banxico) bajó la tasa referencial 50 puntos, por lo que quedó en 6.0%; y anunció varias medidas para fortalecer los otorgamientos de créditos y agilizar los mercados.

Asimismo, el pasado 6 de marzo, la Asociación de Bancos de México (ABM) emitió un comunicado en el que declara la implementación de una serie de medidas en apoyo a los clientes en circunstancias difíciles.

Con dichas medidas, se busca diferir los pagos de cualquier tipo de crédito hasta por cuatro meses; lo cual significa que los pagos parciales, totales e intereses serán congelados durante este lapso, con posibilidad de ampliar el acuerdo dos meses más; siempre y cuando el usuario lo solicite con su institución bancaria.

Leonardo González, analista Real Estate del portal inmobiliario Propiedades.com, señaló que estas medidas consolidan la lealtad a las instituciones bancarias y permanencia de clientes; y, en consecuencia, se potencia la colocación de nuevos créditos proyectados para después de la pandemia.

A raíz de las políticas públicas anunciadas por la ABM, todos los bancos en México anunciaron las medidas que tomarán para hacerlas efectivas. Por ejemplo, Banorte, HSBC, Santander, BBVA y Citibanamex implementaron prórrogas en los pagos de créditos, con los intereses moratorios congelados.

Todas estas instituciones optaron por otorgar periodos de gracia de cuatro meses, aunque algunos dan opción a aumentar el plazo por dos meses más. De igual manera, ciertas instituciones han creado medidas alternativas; HSBC, por ejemplo, agregó la reducción de las cuotas mensuales o descuentos en pagos anticipados.

Infonavit

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) anunció que, en conjunto con la banca privada, aportará 20,000 millones de pesos en el sector inmobiliario, ante la contingencia por Covid-19.

Al igual que los bancos, el Infonavit optó por la reestructuración de los pagos de créditos hipotecarios y la aplicación de los seguros por desempleo. Además, enfatizó que buscará ampliar las facilidades para obtener un financiamiento para vivienda.

Leonardo González afirmó que este tipo de políticas públicas garantizan la operación y funcionamiento del Infonavit durante esta crisis sanitaria. Agregó que, entre los beneficios, se observaría una mayor incidencia en los ajustes de desempleo y mercado laboral; no solo en metas comerciales hipotecarias del país.

Otra de las políticas públicas que dio a conocer el Instituto es la creación de un programa de créditos más accesibles; con lo que se lograría un plan de intereses más bajos y enfocado a los trabajadores que perciben menores ingresos.

Finalmente, el Infonavit anunció el programa Construyo Infonavit, a través del cual los usuarios podrán destinar los recursos de sus ahorros para la opción que prefieran; desde hacer ampliaciones en su hogar, hasta construir una vivienda en cualquier zona del país que elijan.