¿Me conviene más vender o rentar mi casa?

Vender o rentar un inmueble tiene muchas implicaciones, encuentra aquí ventajas y desventajas de ambas opciones para que consideres al tomar tu decisión

 

Tener un inmueble vacío implica que tu cubras los gastos que genera, aunque esté deshabitada, para venderlo o rentarlo no puedes saber con certeza el tiempo que tardarás en encontrar un inquilino o algún comprador.

Una de las ventajas de rentarlo, es que conservarás la propiedad como patrimonio y, además, contarás con un ingreso seguro de dinero; de igual forma tendrás la opción de hacer uso de la propiedad en algún momento.

Algo a lo que te arriesgas al poner en renta tu casa es que la mayor parte de los daños que pudieran presentarse tendrás que cubrirlos tú. De igual forma, hay ocasiones en las podrías llegar a tener algún conflicto con los inquilinos, sin embargo, podrías también considerar destinar una parte del ingreso de la renta para recurrir con algún especialista para que sea quien se encargue de hacer los cobros, reparaciones, mantenimiento y otros aspectos relacionados con la administración de la renta.

Al querer vender, hay que realizar una serie de trámites a los cuales no todos los compradores son candidatos, por ejemplo, si desea hacerlo con un crédito. Disminuiría tu patrimonio, pero ya no tendrías la preocupación de preocuparte por seguir cubriendo los gastos de esa casa en el futuro (en especial si cuentas con más de una propiedad; de igual forma, contarías con una cantidad importante de dinero que podrías invertir o comprar algún otro inmueble más adecuado a tus necesidades.

En este caso podrías contactar a alguna inmobiliaria para que un experto te apoye para encontrar a algún interesado en comprar casa, que lleve la administración y documentación durante el proceso de compra-venta.

De igual forma, es recomendable también que, antes de iniciar con la oferta del inmueble, consultes con un profesional para realizar el avalúo de la propiedad, así como de la zona donde se encuentre, para que sepas el valor real de tu propiedad y lo tomes como otro referente para tomar la decisión sobre lo que más te convenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *