Dale mantenimiento a tu hogar en 10 pasos

mantenimiento en 10 pasos

Debes tener en cuenta que cualquier propiedad, sea casa o departamento, y sin importar si está ocupada o no, requiere de servicios de mantenimiento

¿Le has dado mantenimiento a tu hogar recientemente? Tu casa no puede cuidarse sola, y es importante que, de manera periódica, hagas una revisión del estado de la propiedad y una lista de revisiones acumuladas para mantenerla en buen estado.

“Cualquier propiedad, sea casa o departamento, requiere de servicios de mantenimiento, aunque no esté ocupada. Cada cierto tiempo es necesario revisar el estado de las instalaciones y hacer una limpieza general para mantener en buenas condiciones el inmueble y conservar su valor”, indicó Sergio Rojas, director de la plataforma inmobiliaria La Haus.

No debes olvidar que el mantenimiento debe ser preventivo, ya que algunos deterioros acumulados con el paso del tiempo pueden evolucionar hasta convertirse en grandes problemas, lo cual puede afectar la estructura de tu vivienda y tu bolsillo.

Por ello, aquí te compartimos los pasos básicos para darle mantenimiento a tu hogar:

  1. Prepara una checklist. Lo más recomendable es elaborar una lista detallada que incluya todos los elementos que debes revisar, así como las herramientas necesarias.
  2. Apóyate de los expertos. Algunas reparaciones requerirán la intervención de expertos como plomeros o electricistas; sólo recuerda respetar las medidas de seguridad, como la sana distancia y que el contacto con superficies sea sólo el necesario.
  3. Lleva un registro de todas las reparaciones. Tal vez ya tienes un registro de la edad de la instalación eléctrica, de los enchufes que presentan sobrecalentamiento, o focos o lámparas que no funcionaban; si no lo tienes, es importante empezar a hacerlo.
  4. Toma fotografías. Asegúrate de contar con una buena cámara para tomar fotos de ciertos aspectos que necesitan ser compartidos con un experto.

¿Qué es lo a lo que hay que prestar atención?

  1. Fontanería. Revisa que la instalación funcione adecuadamente y no tenga alguna fuga.
  2. Asegúrate que la instalación eléctrica, sockets, enchufes y todos tus aparatos funcionen correctamente.
  3. Si cuentas con tanque de gas, verifica que el cilindro no tenga abolladuras, o bien, que las tuberías no tengan corrosión.
  4. Techos paredes y suelos. Checa que no haya algún tipo de grietas, humedad, goteras, entre otros problemas.
  5. Ventanas y puertas. Mantener estos elementos en buen estado brindará seguridad contra intrusos.
  6. Cerraduras y seguridad. Verifica que todas las cerraduras estén en buen estado y funcionen correctamente