Mantén tu casa a prueba de bebés

Por: Marbel Romero

Es importante poner atención a una serie de detalles que tienen y tendrán que ver con la seguridad de tu bebé durante los primeros años de su vida.

La llegada de un bebé a casa conlleva cientos de responsabilidades que van más allá de estar al pendiente de sus necesidades básicas.

Es importante poner atención a una serie de detalles que tienen y tendrán que ver con su seguridad en el hogar durante los primeros años de su vida.

Aquí te decimos cuáles son los puntos que deberás tomar en cuenta para mantener una casa segura para tu bebé.

Primero, deberás tomar en cuenta que las habitaciones más peligrosas son, en este orden: cocina, cuarto de baño, sala de estar y dormitorios, y dentro de estas habitaciones, deberás revisar específicamente lo siguiente:

Esquinas: Protege las esquinas de tus muebles, en especial las que estén apuntando hacia afuera. Existen protectores especiales para esquinas protegen de posibles golpes. Con éstos, podrás cubrir desde las esquinas de una mesa baja o de café, a la mesa de noche de tu habitación.

Productos Tóxicos: Entran en esta categoría desde medicamentos a productos de limpieza, enjuague bucal o bebidas alcohólicas. Procura guardarlos en gavetas altas, y de ser posible bajo llave.

Además las plantas, aunque parezcan inofensivas, también son potencialmente tóxicas si los niños se llevan un puñado de tierra o flores a la boca. Por eso, es recomendable también tenerlas en alto, lo más alejado posible de los pequeños de la casa.

Enchufes: Incluyendo alargadores y regletas: mejor optar por los que tienen interruptor que permite controlar el paso de la corriente, e instalar protectores tanto en estos enchufes como en los de pared.

Escaleras: Es importante que instales barreras a prueba de niños, meses antes de que el bebé empiece a dar sus primeros pasos, ya que son peligrosas también en la etapa de gateo. Estas barreras deben estar siempre homologadas, y se deben instalar tanto al principio como al final de cada tramo, sin excepción.

Puertas y ventanas: Mantén las puertas cerradas si hay corriente en casa, y utiliza sistemas de seguridad para mantenerlas abiertas. Aunque es importante que todas las habitaciones sean “a prueba de bebés”, es mejor curarse en salud intentando mantener las más peligrosas, como por ejemplo, la cocina y el cuarto de baño, cerradas. También es posible bloquear las puertas de armarios y cajones tanto para evitar que los niños se pillen los dedos, como prevenir que abran cajones “prohibidos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *