La vivienda ideal de los Millennials

De acuerdo con las inmobiliarias, las viviendas ideales para los millennials deben contar con ecotecnologías y opciones de movilidad sustentable

De acuerdo con estudios recientes, la generación de los millennials ha provocado cambios en distintos aspectos de la sociedad, incluyendo al sector inmobiliario, que ha tenido que adaptarse a las preferencias y hábitos de consumo de estos jóvenes.

“Esta generación cuenta con un estilo de vida diferente al de las generaciones pasadas, pues además de que ésta gira en torno al mundo digital, también tienen otros intereses, como el ambiental, el cual han antepuesto a la hora de seleccionar una vivienda”, señaló David Hoffs, director de estrategia de la comercializadora inmobiliaria Qaya.

Actualmente, el 81% de los jóvenes muestra preocupación con respecto al cambio climático, y están conscientes de que esta problemática es causada por la actividad humana, es por eso que los millennials se inclinan por alternativas sustentables para distintos aspectos de su vida cotidiana, incluyendo la decisión de adquirir o rentar una vivienda o departamento.

Para que los millennials adquieran un inmueble, este debe contar con ciertas características que contribuyan a reducir el impacto ambiental, principalmente:

  • Ecotecnologías

Para garantizar la sustentabilidad de una vivienda, se implementan diversos dispositivos que la hacen amigable con el medio ambiente, como sistemas de captación de agua de lluvia, paneles solares, recubrimientos reflectivos, lámparas ahorradoras, purificadores de agua y regaderas economizadoras.

“Definitivamente esta es una tendencia que se mantendrá al alza, por lo que no se descarta que en un futuro cercano se sigan incorporando más ecotecnologías para que generen mayor impacto positivo en la Ciudad de México”, aseguró David Hoffs.

  • Movilidad

Un inmueble ideal para los jóvenes es aquel que cuente con una buena ubicación, que les permita acceder a opciones de movilidad sustentable para trasladarse por la ciudad.

En los últimos años ha disminuido el uso del automóvil particular y se han adoptado las bicicletas o los scooters, que se han percibido como la mejor forma para moverse en la ciudad, ya que estas opciones mejoran el impacto ambiental y propician la disminución del tráfico y, por ende, aumentan la calidad de vida.