La nueva normalidad en la construcción de desarrollos inmobiliarios

M2Crowd identificó una serie de tendencias que se registran en tiempos de Covid-19 en la construcción de desarrollos inmobiliarios

Como consecuencia del embate del Covid-19 los desarrolladores inmobiliarios se vieron precisados a hacer algunas modificaciones con el fin de atender los nuevos requerimientos que trajeron los cambios de hábito en los consumidores y/o para ajustar los proyectos de inversión.

Así, M2Crowd, plataforma de fondeo colectivo inmobiliaria encontró que una de las primeras premisas para la nueva normalidad en el modo de construir y desarrollar proyectos inmobiliarios exige contemplar readecuación de espacio, uso de tecnología y enfocarse en la calidad de vida. Además, desde la perspectiva del desarrollador, buscar fuentes de financiamiento alternativas.

El espacio se necesita reinventar

En materia de espacio y diseño de espacios habitacionalesM2Crowd señaló que la pandemia creó una nueva necesidad que habrá que cubrir hacia adelante, esta es la de contar con un pequeño espacio para trabajar desde casa en condiciones propias de una pequeña oficina o estudio.

Además en el colectivo habitacional, la fondeadora apuntó que se precisará de espacios de esparcimiento y gimnasios más a la mano y para toda la familia. De igual manera, la necesidad de contar con áreas verdes y espacios públicos cerca de las viviendas fue evidenciada con la reciente pandemia.

Fuentes de financiamiento alternativas

Sobre el financiamiento para las obras, la fondeadora destacó el esquema de Crowdfunding. En su exposición indicó que es una fuente que ha venido creciendo de manera importante para pagar las fases de construcción, demolición y cimentación.

Refirió que para diciembre de 2020 la cifra alcanzada por concepto de fondeo colectivo inmobiliario llegue a 250,000 millones de pesos.

Además, indicó que, entre las principales razones de su uso se puede contar con la posibilidad que ofrece a los empresarios de diversificar las fuentes de financiamiento de las obras, tener mayor flexibilidad de pagos y proteger sus finanzas.

La tecnología, que ya traía una curva ascendente en los usos y aplicaciones no solo técnicas sino en el día a día, se ha visto masivamente impulsada por las condiciones con las que se ha solventado el embate de la crisis y la necesidad de atender el aislamiento social sin descuidar las actividades sociales y económicas.

En ese sentido, el sector inmobiliario no esta exento de esta aceleración tecnológica. El sector deberá observar con atención las empresas de tipo proptech, ya que a través de ellas se pueden realizar las siguientes actividades:

  • Buscar y comprar casa,
  • Obtener financiamiento,
  • Realizar un seguimiento de ventas y
  • Verificar la información de los desarrollos