Ideas para separar recibidor y sala

Los separadores de ambientes son la solución para darle un uso eficiente a tus espacios y añadir un toque atractivo a esta área

Las nuevas tendencias en interiorismo apuestan por espacios amplios con cierta independencia. La idea de separar ambientes con elementos divisorios brinda funcionalidad, ya que permiten privacidad.

Si estás pensando cómo separar el recibidor de la sala para darle un uso eficiente y añadir un toque de elegante y atractivo a esta área, los separadores de ambientes son la solución que estás buscando.

Te compartimos varias ideas sencillas que te serán útiles para adaptar estas divisiones:

Un muro hará que la sala se concentre al abrir la puerta. Esta propuesta sólo requiere de una pared y colores predominantemente claros. Un muro de yeso es la forma más sencilla y eficaz para una división ordenada, ya que al diseñar una pequeña pared de yeso en colores claros se permitirá ver el entorno entre la sala y entrada de la casa.

Colocar un medio muro al centro de la estancia ofrece alternativas de decoración muy atractivas. Puedes darle un toque de color, colocar piezas cristalinas o de piedras hacia el recibidor y también instalar luces o una chimenea que resalte cada detalle.

También, puedes tomar la opción de colocar repisas de madera que cuelguen

a los lados de la columna divisoria, y que a su vez se encuentren suspendidas por cuerdas.

Pero sí deseas mantener la vista despejada, una buena idea es colocar un mueble distintivo es para recibir a las visitas, en un color totalmente distinto a los que componen a la sala.

Con un jardín pequeño entre la sala y el recibidor, obtendrás varios beneficios como ambientes divididos, una decoración llena de textura y un ambiente purificado.