Festivales navideños en México

Si tenías pensado salir de la ciudad en las fechas decembrinas pero aún no sabías a dónde, aquí te damos algunos lugares dónde encontrarás diversas actividades para este mes.

Por Edna Iniestra

 

La Villa Iluminada de Atlixco y Reyes Magos

Cuando comienza a anochecer, el pueblo entero se convierte en una  Villa iluminada, ya que se ilumina un kilómetro y medio de sus calles con más de dos mil figuras navideñas elaboradas por artesanos. La temática de las figuras se cambia cada año para que cuenten historias diferentes.

Además, cuentan las leyendas que los Reyes Magos son originarios de este lugar, y por eso cada 4 de enero cientos de niños se suben al cerro para llamarlos, soltando globos para mandarles sus cartas.

El 5 de enero se realiza el desfile de los Reyes, donde los Reyes Magos hacen un recorrido por las calles principales.

Noche de Rábanos en Oaxaca

El 23 de diciembre la plaza del Zócalo se llena de esculturas y figuras hechas con rábanos. Donde más de 100 familias de hortelanos y floricultores transforman un rábano en algún momento histórico, bíblico o en un tema tradicional.

Además si decides pasar Navidad en Oaxaca, del 16 al 24 de diciembre se realizan nueve posadas, donde la gente camina por la calle hasta llegar al atrio de la iglesia.

Villa Iluminada en Jalisco

Aquí encontrarás nada más ni nada menos que la casa se Santa y un parque temático que sólo abre en esta época del año. Además de visitar a Santa, podrás ayudar a la señora Claus a encontrar cartas perdidas, hablar con los reyes Magos, subir a un tren, ver duendes, conocer cómo se celebra la Navidad en otras partes del mundo, entre muchas cosas más.

Tepotzotlán, y sus pastorelas

En el Templo de San Francisco Javier, 10 actores le darán vida a las tradicionales pastorelas, dónde a veces hacen que el público interactúe con ellos. Al terminar podrás ver los fuegos artificiales, toritos encendidos, mariachis y la banda de música de viento, tendrá lugar una cena típica con pozole, tamales, pambazos, buñuelos, champurrado, ponche y dulces mexicanos.

Además se realiza una procesión por el patio del convento, la cual finaliza con cánticos para pedir posada y romper la piñata.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *