Factores que se deben considerar para la compra de vivienda

Compra de vivienda

De acuerdo con expertos, el mercado no recuperará dinamismo en el corto plazo; lo cual llevará a una reducción sustancial de la demanda por vivienda nueva o usada

El mercado de la vivienda ha sido uno de los más afectados por la pandemia de Covid-19 y el subsecuente confinamiento, que frenaron de golpe a la economía nacional. Y, de esta manera, las ventas inmobiliarias han caído por la complicación en los procesos y el retraso en las transacciones de compraventa.

De acuerdo con la plataforma inmobiliaria Hausy.mx, el entono económico es una pieza clave para tomar la decisión de adquirir una propiedad; y la ‘Nueva Normalidad’ no será la excepción. Estos son los elementos inmediatos que se deben considerar antes de comprar una vivienda:

Inflación

Este factor se refiere al incremento de precios en bienes y servicios. Según la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), en el primer trimestre de 2020 se reportó un incremento de 7.7% en el precio de la vivienda nueva; mientras que la usada vio un alza del 6.5%, con respecto al mismo periodo anterior.

De acuerdo con Hausy.mx, la inflación afectará al sector durante los próximos meses, con un incremento constante; aunado a la depreciación del peso, la crisis del sector y la reducción de la oferta.

“Los expertos sugieren aprovechar estas semanas para identificar las propiedades, zonas y tipos de vivienda que te interesan”, dijo Javier Romero, CEO de la plataforma.

Lo ideal es comparar precios, buscar la mejor opción de financiamiento y ahorrar para, posteriormente, iniciar el proceso de compra; ya que se espera que, ante la baja de la demanda, propietarios y desarrolladores se vean en la necesidad de reducir precios para impulsar el mercado inmobiliario.

Tasa de Interés

El Banco de México (Banxico) fija una tasa de interés que sirve de referencia para las entidades financieras del país. Actualmente en México, la tasa de referencia es de 5%; y cuando comenzó el 2020 era de 7.25 por ciento.

Se espera que la tasa se mantenga a la baja mientras se perciba una economía con poco dinamismo e interesada en inyectar flujos de capital al sector privado.

“Esto tiene dos impactos para los compradores: con tasas más bajas, se puede conseguir un préstamo más grande de los bancos para su salario; por otro lado, en los períodos de tasas bajas, el valor de las propiedades tiende a subir más rápido, hay mayor plusvalía, precisamente porque los compradores tienen acceso a mayores créditos”, señaló Romero.

Expertos prevén que las tasas continúen a la baja mientras se sigan resintiendo los efectos de la crisis económica; es decir, por un par de años no se verá un incremento y se tardará mucho en regresar a niveles por encima del 7 por ciento.

Mercado Inmobiliario

Se estima que, debido a la crisis económica, la demanda de vivienda disminuya; mientras los precios del catálogo existente subirán por la inflación y la pérdida de valor de la moneda; no obstante, esto será temporal.

Especialistas del sector destacan que el mercado no recuperará dinamismo en el corto plazo; lo cual llevará a una reducción sustancial de la demanda por vivienda nueva o usada.

“Si tu posición es estable y cuentas con los recursos para pensar en una inversión, lo mejor es esperar algunos meses e iniciar un proceso de compra cuando el mercado decida bajar los precios con la intención de darle movilidad a las unidades disponibles y al sector de la construcción”, menciona Hausy.mx.