Estilo contemporáneo: entre lo clásico y vanguardista 

 La decoración estilo minimalista requiere de poco, por lo que debes contar menos muebles u objetos

La modernidad también influye en todo lo que se ha creado para el interior de nuestra casa. Actualmente, el estilo contemporáneo está marcando tendencia entre lo clásico y lo vanguardista.

Este tipo de decoración tiene un carácter sencillo que se acompaña de fondos blancos y negros para acentuar el espacio y funcionalidad de los objetos. Además, resaltan líneas curvas, elegantes y formas simples en cada habitación del hogar.

En el estilo contemporáneo resalta lo arena, gris y marrón; entre ellos se crea un contraste para poder agregar un tono de color más vivo. Por su parte, la iluminación es natural, ya que dispone de grandes ventanales o muros cortina que permite la entrada abundante de luz.

Por lo regular, las formas (techo, suelo, ventanales, vigas o columnas) son cuadradas o de líneas muy rectas. Los techos altos permiten decorar las estancias con mobiliario grande y suspendido para enfatizar la amplitud del espacio.

 

Consigue un interiorismo contemporáneo

 

  1. Mezcla de materialidades. Logra una riqueza visual al combinar materiales como madera, piedra, metal, concreto y textiles.
  2. Tono sobre tono. La idea es hacer una mezcla de colores uniformes, es decir, jugar con tonos claros hasta los más oscuros.
  3. Telas naturales. Da calidez al espacio con telas como la lana, algodón, lino y cuero.
  4. Arte de gran tamaño. Las piezas de gran tamaño son el punto focal para tu espacio contemporáneo.
  5. Iluminación. Coloca luminarias suspendidas para generar mayor amplitud de la estancia.