Elementos a considerar antes de adquirir un crédito hipotecario

Estos son los cinco elementos que debes conocer a detalle para contratar el crédito hipotecario que más se ajuste a tus necesidades y posibilidades

Adquirir una vivienda propia es la meta financiera de muchos, sin embargo, actualmente los precios de las casas se han elevado muchísimo, y no todas las personas tienen la posibilidad de pagarlos.

Para ello, existen los créditos hipotecarios, préstamos que ofrecen distintas instituciones financieras; que hacen posible que personas de todos los niveles socioeconómicos puedan cumplir su sueño de tener vivienda propia.

Cada institución fija sus propias condiciones para el otorgamiento y el pago de los distintos tipos de créditos hipotecarios (adquisición de un inmueble, liquidez, construir o remodelar una vivienda); no obstante, todos comparten características similares.

En este sentido, si tú estás pensando en contratar un crédito hipotecario, debes considerar estos cinco elementos clave para elegir el que más se ajuste a tus necesidades y posibilidades:

  • Monto del crédito

Generalmente, los financiamientos otorgados son por un importe máximo equivalente al 80% del valor del inmueble que se va a adquirir, siempre y cuando la cuota a pagar no sobrepase el límite de endeudamiento de entre el 30 y 35% de los ingresos netos mensuales.

Las instituciones te solicitarán ciertos documentos para realizar un estudio de viabilidad financiera, a fin de determinar el monto que te concederán.

Además, debes saber que, si el dinero que te presta una institución financiera no es suficiente para adquirir una vivienda adecuada para ti y tu familia, puedes recurrir a los programas de cofinanciamiento hipotecario y subsidios que otorga el Estado para combinar estos créditos con los que otorgan instituciones públicas.

  • Tipo de interés

Esto se refiere al precio que las instituciones financieras te cobran por el préstamo solicitado. En el caso de los préstamos hipotecarios estos pueden ser: fijo, variable o mixto.

  • Gastos de apertura

Para conocer el costo total exacto del crédito, debes tomar en cuenta, además del tipo de interés, el pago inicial; así como los gastos asociados con la compra de la vivienda y la formalización del préstamo hipotecario, que suponen alrededor del 10% del importe financiado. Estos incluyen el pago del avalúo, gastos notariales, comisión por apertura de crédito, entre otros.

  • Plazo del préstamo

Dependiendo de la institución bancaria, los préstamos se otorgan por plazos que van de los cinco a los 30 años.

Es importante que analizar las condiciones del crédito para cada plazo, ya que a mayor plazo para un mismo monto de crédito pagarás menor mensualidad, pero también mayor monto de intereses por el tiempo.

  • Amortización

Los créditos hipotecarios contemplan un capital a amortizar, es decir, el monto que resta por pagar de la vivienda; así como el monto generado por los intereses a pagar.

Los primeros años del crédito, los pagos mensuales se destinarán, principalmente, a cubrir los intereses; y, posteriormente, esta tendencia se invertirá y se reducirá el monto del crédito pendiente, se va amortizando el crédito. Por esta razón al realizar pagos anticipados (abonos superiores a la mensualidad obligatoria) se puede reducir la deuda antes de la fecha del plazo acordado.