¿DESEAS que tu casa tenga más luz natural?

Los domos tubulares o tubos solares ofrecen transportar la luz a todas esas zonas oscuras de tu hogar, ofreciendo una reducción en el consumo de energía 

Por Dinorah Nava Arias

Existen zonas en el hogar que muchas veces cuentan con poca iluminación o son oscuras ya que no cuentan con la instalación correcta que permita colocar un foco, o suficiente espacio como para instalar un domo.

Para estos casos existe una muy buena opción que además permite la entrada de luz natural, ofreciendo, entre otras cosas, que las personas ahorren espacio y consumo de energía eléctrica.

Se trata de los domos tubulares o tubos solares, los cuales se utilizan para mejorar la iluminación en áreas con poca iluminación como salas, escaleras, lugares de trabajo, cocina, recámaras, etc.

La principal ventaja es la capacidad de minimizar el uso de la iluminación artificial durante el día por lo que contarás con 100% de reducción en el consumo eléctrico y aumentarás al mismo porcentaje la entrada de luz natural, lo cual resultará en una mejor productividad al crear un ambiente único, además de incrementar el valor del inmueble en donde instales esta nueva tecnología.

Los tubos de luz, a diferencia de un tragaluz, funcionan según el principio de reflexión de la luz en un espejo o una superficie lisa, por lo que hacen llegar al interior luz natural, suave, que proporciona una visión del espacio en colores verdaderos.

Éstos constan de un área de recolección, un medio de transmisión y una zona de difusión que puede ser una sección cuadrada circular. El interior del tubo puede ser de un material reflectante, lo que lo hace funcionar como un espejo, con una reflectancia de 96% aproximadamente.

En la parte inferior se instala un difusor (o difusores), con propiedades de aislamiento térmico, que dispersa la luz en el área a iluminar, alcanzando varios metros alrededor sin disparar la luz en una sola dirección, ya que los rayos solares llegan a esa parte de la vivienda después de múltiples rebotes, por lo que entran en forma de abanico, iluminando todos los rincones de la estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *