Cuida el aspecto de tu casa para que valga más

Mejoras pequeñas y constantes aligeran inversión para mejorar tu vivienda

Quizá en algún momento quieras vender tu casa y tu propiedad puede incrementar de valor si hay mejoras urbanas en la zona, que con el paso del tiempo mejoren la movilidad, que tenga cerca centros de trabajo y escolares, pero de no ser así, puedes hacerle mejoras para obtener un mejor precio por ella.

No es necesario realizar una gran inversión, pero considera que las mejoras pueden incrementar hasta 5% su precio y hacer más rápido el proceso de compra-venta.

Según los análisis inmobiliarios, las mejoras que más contribuyen a esto son las que se hacen en la cocina y en el baño. Algunas de las mejoras en las que se invierte menos es en pintar los interiores y exteriores.

También se aconseja que las chapas de las puertas y tapas de interruptores tengan la misma apariencia, así como resanar las pequeñas grietas que pueda haber.

En el caso de la cocina, se pueden hacer colocar azulejos en cubiertas y paredes, así como cuidar su limpieza. Las tomas de gas y agua deben estar en buenas condiciones, además de no presentar goteras ni rastros de sarro.

Esta medida también aplica para las tomas de agua y regaderas en el baño y excusado. La iluminación debe ser adecuada en esta parte de la casa, así como cuidar la limpieza de coladeras y superficies.

En caso de tener equipamiento, como closets en los cuartos, estos deben funcionar bien en sus puertas y cajones, procurar que no tengan humedad que pueda causar malos olores, también deben lucir en buenas condiciones, y se recomienda pintarlos o barnizarlos para limpiarlos fácilmente.

La mayoría de estas mejoras las puedes hacer tú, pero en caso que sea una reparación o mayor debes cuidar que quien haga el trabajo cumpla en tiempo y forma para que no haya ningún problema al momento de presentar tu casa a un posible comprador.

 

Leave a Reply