Convierte tu hogar en un salón de clases

Acondiciona un cuarto en desuso en una homeschooling o escuela en casa.

Debido a la situación que se vive hoy en día en el país, muchos padres de familia se ven obligados a adecuar sus hogares con herramientas necesarias sin invertir para que sus hijos puedan continuar sus estudios, aquí te dejamos unas ideas.

Idealmente asigna un espacio o habitación específica, evita que sea un área con distractores, no optes por la cocina o la recámara, ni que esté cerca de juguetes, pantallas o la cama, asimismo, no coloques artefactos cerca que puedan dañar sus trabajos o tareas ya que las actividades serán diferentes a las habituales.

Dale un enfoque diferente a este espacio de estudio, puedes colocar sus trabajos, dibujos o pinturas creando un museo de arte en las paredes o portaretratos. Pon un pizarrón para que tus hijos hagan anotaciones, si no cuentas con uno podrías poner una cartulina. Asigna tu pasillo, sala, terraza o balcón como espacio para realizar cualquier tipo de ejercicio, en un rincón coloca almohadas, cobijas, sillones o algún mueble cómodo donde puedas leer.

Crea una canasta, organizador, bandeja, caja o folder virtual para organizar las tareas y trabajos de los más pequeños.

En cuanto a la iluminación es preferible la natural, sino cuentas con ella opta por luz cálida y apóyate de una lámpara de piso o escritorio. Para la ventilación busca que la escuela en casa tenga cerca una ventana, el aire fresco ayudará a los integrantes de la casa que estudian a tener mayor rendimiento.

En las paredes aplica colores cálidos como amarillo o durazno para niños pequeños y tonos fríos como azul o verde para los estudiantes de mayor edad. Para esta nueva área de la casa solo necesitan una silla cómoda y un escritorio a la medida. Si quieres accesorios adicionales, coloca repisas, cestos, cajones o un armario pequeño pero trata de mantener lo más limpio que se pueda para evitar distracciones.

Si tus hijos son muy pequeños puedes agregar un pequeña mesa con set de juegos educativos, actividades sensoriales, tapetes, sillas o algún artículo que vaya acorde a su edad. No olvides revisar tu equipo de cómputo y televisión para tener en orden los aparatos y cuestiones técnicas.