¿Qué aspectos debo considerar antes de comprar una vivienda?

Más allá del diseño arquitectónico de la vivienda, hay ciertos factores que deben considerarse para evitar poner en riesgo el patrimonio familiar

La seguridad estructural de un inmueble es, actualmente, uno de los factores clave a considerar a la hora de adquirir una vivienda o departamento, pues, particularmente después del sismo del 19 de septiembre de 2017 (19S), evitar poner en riesgo el patrimonio y la seguridad familiar se convirtió en lo más importante al elegir una residencia.

Tan es así, que la reforma al Reglamento de Construcciones, publicada en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México en junio de 2016 y la actualización de sus Normas Técnicas Complementarias realizada en diciembre de 2017, exige que los desarrollos habitacionales actuales cuenten con una seguridad estructural que reduzca al mínimo los riesgos que puedan existir en la vivienda, derivados de accidentes o fenómenos naturales, como el sismo del 19S.

Por esa razón, las inmobiliarias recomiendan que, más allá del diseño arquitectónico, acabados y materiales, antes de adquirir una vivienda o departamento, se tomen en cuenta aspectos como:

  • Seguridad estructural: Es importante investigar si el inmueble cuenta con los estándares, diseño estructural y certificaciones de calidad, tanto nacionales como internacionales, así como el saber si fue construido con materiales certificados que resistan un desastre natural.
  • Estudios de suelo: Es vital que el desarrollo de interés cuente con la cimentación adecuada con respecto a las características del suelo donde se sustente y cuente con estudios de ingeniería avanzada con geotécnicos que registren su factibilidad.
  • Materiales: Verificar que las constructoras utilicen los mejores materiales del mercado y busquen, en conjunto con los profesionistas involucrados, la utilización de nuevas tecnologías, como sistemas de piso a base de viguetas y bovedillas más ligeras y resistentes que mejoran el comportamiento estructural de un inmueble ante un sismo o tabiques con mucha mayor resistencia y durabilidad que uno convencional.
  • Procesos constructivos: Las constructoras deben comprometerse a seguir los procesos indicados por los especialistas en cada rubro. Por ejemplo, verificar que se lleve a cabo una excavación que siga las indicaciones establecidas por un especialista de mecánica de suelos y mitigar los riesgos a los colindantes; supervisar que los materiales, geometrías y armados especificados en planos de diseño, se ejecuten al 100%; y revisar que el ensamble de materiales sea de acuerdo a fichas técnicas y especificaciones normativas para su correcto desempeño.
  • Revisión de especialistas: Los desarrollos deben contar con el respaldo de los Corresponsables en Seguridad Estructural (CSE), ya que son ellos quienes garantizan la correcta aplicación del Reglamento de Construcciones de la CDMX y sus Normas Técnicas Complementarias.