Cómo concretar la compraventa de una vivienda durante la cuarentena

cuarentena

Aún en cuarentena, existen algunos trámites que se pueden hacer sin necesidad de reunirse con el vendedor o con el notario; como la firma del contrato y la escrituración

La presente cuarentena, establecida como medida principal para frenar la expansión del virus Covid-19, provocó el detenimiento de muchas actividades económicas del país; lo cual ha causado afectaciones en todos los sectores de la industria, entre ellos el mercado inmobiliario.

Antes de la llegada del coronavirus a México, había un gran número de personas que se encontraban en proceso de adquirir un patrimonio; mismo que no se concretó debido a la incertidumbre sobre el futuro de sus inmuebles.

No obstante, Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, recordó que existen algunos trámites de compra de vivienda que se pueden realizar aun durante la contingencia; pues no requieren de reuniones con los vendedores o notarios. De este modo, se da la posibilidad de continuar con la adquisición de inmuebles sin violar las medidas de distanciamiento social o la legalidad del procedimiento.

Firma del contrato de compraventa

Actualmente, ya existe la posibilidad de concretar un proceso de compraventa de inmuebles a través de un contrato electrónico; el cual es un acuerdo que no se lleva a cabo por escrito, sino de forma electrónica y sin la presencia física de las partes. Tanto el comprador como el vendedor deben dar su consentimiento; a través de algún tipo de equipo electrónico conectado a internet.

Esto es posible gracias a la fracción I del artículo 1803 del Código Civil Federal; el cual dicta que “(El consentimiento) será expreso cuando la voluntad se manifiesta verbalmente, por escrito, por medios electrónicos, ópticos o por cualquier otra tecnología, o por signos inequívocos”.

Es decir, se puede firmar un contrato de compraventa de vivienda sin necesidad de que las partes se encuentren presentes físicamente; únicamente se necesita un medio de comunicación remota y el expediente electrónico de los documentos necesarios; como las identificaciones de las partes, las escrituras de la vivienda, el contrato de crédito hipotecario y el contrato digital.

Asimismo, el artículo 1834 bis del Código Civil Federal dicta que este trámite para comprar una casa será válido “siempre que la información generada o comunicada en forma íntegra, a través de dichos medios sea atribuible a las personas obligadas y accesible para su ulterior consulta”.

Esto quiere decir que los participantes deben identificarse plenamente, con copias digitales legibles de su identificación y fotografías digitales recientes; además de que los archivos digitales deben resguardarse en un sitio que permita su visualización y a la vez impida que sean alterados o eliminados.

Escrituración ante un notario público

Una vez que se haya firmado el contrato electrónico, lo siguiente es registrarlo ante un notario público para amparar legalmente a ambas partes de la compraventa.

El artículo 1834 bis del Código Civil Federal establece que el notario debe recibir el expediente digital; dar fe de la identidad de los participantes; certificar la validez legal del contrato; enviar el archivo digital del contrato certificado; y resguardar una copia del expediente en un medio de almacenamiento local.

Sin embargo, el notario deberá emitir las escrituras públicas correspondientes en documentos físicos; los cuales se pueden firmar como comprador a través de un apoderado legal.

Inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio

El último paso del proceso de compraventa es inscribir la propiedad a nombre del nuevo dueño en el Registro Público de la Propiedad. El notario es el encargado de realizar este trámite, que demora 20 días aproximadamente.

En caso de que el comprador esté acatando la cuarentena por Covid-19, es importante saber que es posible asignar a una persona y un testigo para que asistan a la cita de registro en el día y hora indicados; a través de un poder notarial a la persona que firmará en nombre del comprador.

Sin embargo, debido a la cuarentena es necesario verificar si las oficinas locales del Registro Público de la Propiedad y el Comercio se encuentran en funcionamiento normal.