¿Cómo vender tu casa en la CDMX?

Si estás a punto de vender tu casa o departamento aquí te decimos lo que necesitas

Vender tu casa o tu departamento es un proceso complicado que requiere de mucha atención y cuidado para que todo esté en regla y sea fácil ofrecerla al mercado.

Si consideras que resulta difícil hacer todo el proceso, puedes solicitar ayuda de un agente inmobiliario, quien te asesora e intermedia en la venta, compra, alquiler y evaluación de bienes inmuebles.

Pero si tú te harás cargo de todo, lo primero que debes tener listo son los documentos, que según el Consejo del Colegio de Notarios del Distrito Federal son los siguientes:

a)Título de propiedad o escritura notarial inscrita en el Registro Público de la Propiedad del lugar de ubicación del inmueble.

b)Acta de matrimonio, en caso de haber adquirido el inmueble estando casado. Cuando el vendedor del inmueble lo adquirió al estar casado bajo el régimen de sociedad conyugal, legal o en copropiedad con su cónyuge, debe comparecer éste a la firma de toda la documentación relativa a la compraventa.

c)Boletas de predial y agua pagadas, cuando menos de los últimos cinco años.

d)Recibos de luz o teléfono de los últimos dos años.

e)Contrato(s) de arrendamiento en el caso de estar arrendado el inmueble.

f)En caso de tratarse de un inmueble bajo el régimen de condominio, se requiere el reglamento del condominio y una constancia expedida por el administrador sobre la existencia de no adeudos en cuotas de mantenimiento y fondos de reserva.

g)Presentar una identificación oficial.

h)Croquis de localización para facilitar la ubicación.

Para que tu casa tenga una venta exitosa, debe tener el precio más adecuado a la realidad, no sobrevalorarla y evitar que los compradores busquen otras opciones. Por ello es recomendable contratar los servicios profesionales de valuadores autorizados por las distintas Tesorerías estatales o Catastros municipales de los lugares de ubicación de los inmuebles.

Otro aspecto importante que debes tomar en cuenta es el estado físico de la propiedad. Es decir, antes de ponerla a la venta límpiala, mantenerla libre de escombros y basura, arreglar los problemas estructurales que presente la vivienda, tales como grietas, goteras, plafones, daños en la cañería, pinta las áreas que lo necesiten. Durante la visita de posibles compradores es importante abrir cortinas y ventanas para que permitan la entrada de luz natural y el flujo de aire fresco. De esta manera se creará un ambiente propicio para la venta.

Por otro lado, la ubicación del inmueble influye mucho para su venta. Cuando se localiza cerca de avenidas importantes, espacios de recreación (centros comerciales, mercados públicos, parques, cines, etc.), escuelas y con acceso a diversos transportes públicos, es más fácil su comercialización.

En general estos son los puntos a considerar antes de poner a la venta tu inmueble, si necesitas mayor información, puedes acercarte a un notario para que te apoye a dar seguimiento.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *