¿Cómo protejo mis muebles del sol?

Para cada material existen diversas técnicas que aquí te detallamos.

 

Si cuentas con muebles a la intemperie o expuestos a la luz solar, aquí puedes encontrar algunos métodos para mantenerlos en buen estado.

Los muebles tapizados en cuero no deben exponerse directamente al sol ni a fuentes de calor, ya que pierden su humedad y tienden a resecarse al recibir altas temperaturas. Es posible contrarrestar un poco estos efectos si, al encontrarse cerca de una ventana, utilizas cortinas para impedir el paso directo de la luz y limpiándolos al menos cada seis meses con aceites esenciales o cremas hidratantes.

Aunque el plástico es el material más resistente a las diferentes condiciones climáticas, no está de más darle mantenimiento a estos muebles para que su vida útil sea por mucho más tiempo. Si no tienes donde guardarlo mientras no los utilices y vives en un lugar muy seco, puedes humectarlos con un trapo o rociarlos con un atomizador una vez al mes.

En cuanto a los muebles de madera es preferible que cuenten con dos capas de barniz para exteriores; si están expuestos a la luz solar se recomienda realizar un mantenimiento anual de lijado y reaplicar barniz.

De igual forma, pintar los muebles con pintura de látex protege de los rayos UV y ayuda a evitar que la madera se pudra, o puedes comprar un protector de madera que pueda ser aplicable a todo tipo de maderas, sea efectivo contra insectos y hongos xilófagos, amigable con el medio ambiente y que mantenga su protección a largo plazo. Antes de optar por alguna de estas opciones no olvides limpiar bien los muebles.

Para los muebles que tengan tela, es preferible que esta sea de tejidos naturales como la lana y el algodón o los que traen mezcla de acrílico, nylon o poliéster, ya que son menos sensibles a los daños causados por el sol.

Si tus muebles son de algún metal y presentan manchas de óxido, puedes eliminarlas con una lija especial o un cepillo de alambre rígido para después limpiar, secar bien la superficie y aplicar pintura antióxido.

Además, para cualquier material, puedes cubrir los muebles con fundas por las noches, esto no los protegerá contra los cambios de temperatura, pero si combatirá los efectos de la luz del sol.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *