APRENDE a cuidar tus macetas

consejos-para-el-cuidado-de-plantas-en-maceta-2

Debemos aprender a cuidar nuestras plantas, pero también las macetas que las contienen

Hoy en día, no es complicado conocer los pasos para tener un buen manejo del cuidado de las plantas, pero ¿qué sucede con el cuidado para macetas?

Aquí te compartimos algunos tips para su cuidado y los materiales ideales para tus macetas:

-Las macetas de polietileno o plásticas: son las más comunes ya que son muy económicas. Lo importante para su cuidado es mantener el drenaje funcionando a la perfección, por lo que puedes echar en el fondo de la maceta grava, trozos de cerámica u otro material parecido para evitar que se obstruyan los agujeros o el drenaje.

– Las macetas de barro: la ventaja de este tipo de macetas es que la temperatura se mantiene estable, es decir, son térmica, pero por su peso se pueden romper con mayor facilidad. Un consejo para este material es sumergirla en agua fría durante un día entero; así, durarán mucho más tiempo sin presentar rajaduras.

-Las macetas de fibra de vidrio: estas macetas duran mucho tiempo, pero se ensucian fácilmente; aquí te recomendamos utilizar bicarbonato de sodio para quitar suciedad acumulada.

– Las macetas de madera: a pesar de ser sumamente decorativas, también son víctimas de hongos y otros males. Para esto, es necesario vaciarlas, lijarlas, secarlas y pintarlas tanto por dentro como por fuera con aceite de linaza. Esto ayudará a recubrir las fibras de la madera evitando el deterioro.

– Las macetas de cerámica: es importante vigilar que no se acumule el agua en la base. Si pones un plato debajo de la maceta y la vacías cada cierto tiempo, el problema estará solucionado y no se dañara la maceta.

Independientemente del material elegido, siempre recuerda vaciar y limpiarlas una vez por semana, para evitar malos olores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *