Cómo adaptar una oficina en casa con poco espacio

Con estas recomendaciones, vivir en un departamento o casa pequeña no será un impedimento para tener la oficina perfecta para el home office

La pandemia por Covid-19 nos obligó a permanecer en cuarentena y a llevar todas nuestras actividades diarias al interior de nuestro hogar, como el trabajo o la escuela. Sin embargo, no todos tenemos una habitación específica para destinarla a una oficina, o el espacio que nos gustaría para adaptar una.

Con la ‘Nueva Normalidad’, es muy probable que el home office o las clases a distancia se vuelvan tendencias permanentes. Por ello, te daremos algunas recomendaciones para adaptar una mini oficina en un pequeño espacio.

El lugar ideal

Lo primero es elegir la habitación donde quieres tu oficina. Ten en cuenta que ésta debe tener la capacidad de adaptar distintos equipos tecnológicos, así como una buena conexión a internet, elementos que te servirán para trabajar; además que debe ser un lugar tranquilo, que te permita realizar tus labores de manera cómoda.

El mobiliario

Para organizar una oficina pequeña, debes asegurarte de que el tamaño de los muebles que utilices sea acorde al espacio, y que te ayuden a crear una sensación de amplitud; por ejemplo, mesas y sillas con patas metálicas finas que ayudan a dejar la vista pasar y dan profundidad.

Asimismo, si te es posible, elige mobiliario en colores claros y luminosos; esto también te ayudará a ampliar el espacio.

Iluminación

Entre más iluminada esté tu oficina, mejor; y aún más si es por medio de la luz natural. Lo más recomendable es ubicar tu escritorio cerca de una ventana, pues esto te permitirá trabajar mejor.

De igual manera, puedes conseguir lámparas para iluminar tu espacio cuando se mete el sol.

Todo en orden

Al contar con un espacio limitado, es importante que solo tengas lo necesario y todo muy bien ordenado, pues es mejor trabajar en un área despejada que hacerlo con muchos objetos que distraigan tu atención.

Si requieres más espacio, puedes instalar algunas repisas para aprovechar el espacio en las paredes.

El toque personal

Para trabajar a gusto, es importante personalizar el espacio con pequeños detalles. Añade tu estilo con diversos objetos, como fotografías o hasta una planta, solo no olvides el punto anterior.