¡Acondiciona tu oficina en casa!

El home office llegó para quedarse, por lo que no debes dudar en destinar un pequeño espacio para tus actividades 

La crisis sanitaria generada por Covid-19 provocó que muchas personas tuvieran que cambiar sus estilos de vida, como lo fue la dinámica en sus trabajos. Esto, debido a que diversas empresas se vieron obligadas a parar labores en sus centros de trabajo para evitar contagios. 

De esta manera fue como llegó el ya conocido home office. Sin embargo, a 10 meses de esta dinámica, muchos aún no han establecido un lugar cómodo para llevar a cabo sus actividades de trabajo, lo cual ha provocado problemas en la salud mental y física de las personas. 

Por ello, aquí te decimos qué debes hacer y tener en casa para sentirte como si realmente estuvieras en la oficina y puedas tener una buena productividad. 

 

Espacio

Lo primero es encontrar un lugar, aunque sea pequeño, alejado de los ruidos que podrían causarte distracciones. Por ejemplo, puedes adaptar una habitación que no uses o un espacio de tu habitación.

Escritorio

Ya que hayas encontrado ese lugar, deberás adquirir un escritorio que se adapte al lugar que decidiste destinar. Te recomendamos que si el espacio es pequeño, compres una mesa plegable que puedas quitar cada vez que sea necesario. Por el contrario, si tu espacio se adapta, compra un escritorio de buen tamaño, en donde puedas colocar todo lo que necesitas, como si estuvieras en la oficina. 

Actualmente hay modelos en forma de L, que se adaptan perfecto a las esquinas de las habitaciones; en forma de U, que sirven para que acomodes muchas más cosas, además de la computadora; así como rectos, por si no necesitas tener tantos accesorios. 

 

Regulador y no break

Este accesorio es indispensable en tu pequeña oficina, ya que permitirá que tus aparatos electrónicos no sufran variaciones de voltaje, que puedan dañarlos. Esta protección, permitirá su buen funcionamiento por mucho tiempo. 

 

Silla cómoda

Hoy en día, muchas de las quejas de la gente que trabaja en casa son los dolores de cuello y espalda. Esto se debe a que no cuentan con un soporte adecuado. Incluso, hay quienes siguen usando la silla de sus comedores, la cama, los sillones o bancos que ya tenían para trabajar. 

Sin embargo, algo muy importante dentro de esta nueva dinámica es tener una silla cómoda y adecuada para pasar varias horas en ella. Por ello, te recomendamos hacer una inversión a este aditamento, ya que no sólo hará que tu productividad mejore, sino que tu cuerpo lo agradecerá con el tiempo.

 

Accesorios de oficina 

Por último, si tu economía lo permite, compra esos accesorios que te harían sentir como en la oficina. Es decir, coloca todo eso que normalmente estabas acostumbrado a tener en tu lugar de trabajo, como plumas, libretas, calendarios, una plantita, calculadora, engrapadora, organizadores de carpetas, etc. Verás que con eso te sentirás mucho más a gusto y trabajarás con mayor ímpetu.